CONTÁCTENOS: 524-09-16 biocasa@camacolvalle.org.co Cra 4 # 4 – 63 / Barrio San Antonio
San Salvador

Hacer Ciudad sobre Ciudad: El rescate de la función habitacional de los Centros históricos

En el CHSS, FUNDASAL ha impulsado el rescate de su función habitacional a partir de fomentar la organización y participación en el diseño y ejecución de diferentes proyectos de vivienda de interés social de parte de los principales actores sociales que se desarrollan en el mismo: sus habitantes. Bajo el Modelo de Cooperativismo de Vivienda por Ayuda Mutua (CVAM), el cual tiene por pilares fundamentales la promoción de la autogestión, el trabajo por ayuda mutua y la propiedad colectiva, más de 60 familias, que subsisten en su mayoría del comercio informal, han logrado integrarse para llevar a cabo procesos innovadores de producción social de un hábitat más adecuado, así como de comunidades conviviendo armónicamente.

La mayoría de estas familias solía vivir en cuartos alquilados de mesones, antiguas viviendas que actualmente se caracterizan por presentar una amplia serie de vulnerabilidades y carencias, entre las cuales está la provisión deficiente de servicios básicos, el hacinamiento y la falta de condiciones estructurales propicias para garantizar habitabilidad y seguridad, ya que han caído en pleno deterioro.

La Asociación Cooperativa de Vivienda por Ayuda Mutua del Centro Histórico de San Salvador (ACOVICHSS), constituida por 21 familias asociadas, ha edificado dos proyectos: El complejo habitacional San Esteban, en el que residen 12 familias desde 2008, y el denominado El Renacer, en el que habitan las 9 restantes desde el año 2009. La Asociación Cooperativa de Vivienda por Ayuda Mutua San Esteban (ACOVIVAMSE) también comenzó a residir en su proyecto habitacional denominado ACOVIVAMSE, para 40 familias asociadas, desde el año 2013.

Para la ejecución de cada proyecto, cada cooperativa se organiza en Comités encargados de realizar las labores necesarias para las obras desde un área específica, y para esto es asesorada por un Equipo de Asistencia Técnica (EAT) de FUNDASAL, con experticia en los aspectos jurídicos, sociales, administrativos y técnico-constructivos relativos a proyectos de esta índole. Estas familias ahora ocupan unidades habitacionales en estos complejos bajo el concepto de uso y habitación, el cual faculta a asociados y grupo familiar beneficiario para utilizar su vivienda como un medio para garantizar el derecho humano al hábitat adecuado, jamás como mercancía.

Hoy en día, estas cooperativas, a pesar de que ya cuentan con una vivienda propia bajo el Modelo CVAM, continúan apoyando las gestiones de otras cooperativas que aún no han concretado un proyecto de vivienda para sus familias asociadas, ejerciendo incidencia política ante los actores correspondientes, y fortaleciendo sus estructuras organizativas y vínculos de convivencia de cara a la creación de barrios plenamente solidarios y sostenibles.

En este sentido, las intervenciones impulsadas desde FUNDASAL en el CHSS, que han contado con el involucramiento activo de muchas más familias cooperativistas, han logrado visibilizar la importancia de rescatar la función habitacional de los Centros Históricos como parte esencial de los procesos de revitalización integral de los mismos, los cuales buscan redensificar las ciudades construidas, devolverle vida a toda la infraestructura y patrimonio existentes, convertir a los habitantes de la ciudad misma en sujetos propulsores y partícipes de estas dinámicas, “hacer ciudad sobre la ciudad”.

Tan destacable ha sido el impacto de estas intervenciones a favor de la creación de una ciudad de San Salvador más inclusiva y sustentable que, en el año 2010, fueron reconocidas entre las 10 mejores postulaciones al Premio Internacional que otorga la Municipalidad de Dubái a nivel mundial a las Buenas Prácticas para Mejorar las Condiciones de Vida.

Al obtener este reconocimiento, todo el trabajo que FUNDASAL ha venido realizando en aras del rescate de la función habitacional del CHSS ha logrado posicionarse, a nivel mundial, como una solución innovadora a uno de los problemas más complejos que enfrentan muchos centros-ciudades latinoamericanos hasta la fecha: la degradación de su funcionalidad como centros vivos, inclusivos, capaces de albergar en condiciones dignificantes a poblaciones con distintos trasfondos socioeconómicos, de manera sustentable y en armonía social.

En el marco de los múltiples esfuerzos que FUNDASAL ha hecho por este fin, una de las iniciativas de mayor relevancia es la gestión de fondos de la cooperación italiana, que ascienden a un aproximado de $12 millones, para la construcción de complejos habitacionales de interés social en altura dentro del CHSS, para 325 familias cooperativistas (11 cooperativas) que actualmente residen y se desenvuelven en el mismo. Una intervención de esta magnitud, acompañada de otras acciones complementarias a realizar por la recuperación de espacios públicos y revitalización económica, contribuiría en gran medida a devolver el Centro Histórico de San Salvador a sus habitantes, en unas condiciones espaciales, habitacionales e infraestructurales más adecuadas.

Hasta la fecha, fruto de los esfuerzos de la población cooperativista proveniente del CHSS por conseguir que este proyecto se concretice, se ha logrado la aprobación y ratificación en Asamblea Legislativa de dichos fondos para que sean dirigidos a las cooperativas de vivienda del CHSS, la creación de una Unidad Ejecutora de Cooperativismo de Vivienda por Ayuda Mutua al interior del Viceministerio de Vivienda y Desarrollo Urbano (VMVDU) –instancia gubernamental que coordinará la ejecución de los fondos para este proyecto–, el involucramiento de la Federación Salvadoreña de Cooperativas de Vivienda por Ayuda Mutua (FESCOVAM) –organismo aglutinante de las cooperativas de vivienda por ayuda mutua a nivel nacional– en los procesos de diseño y definición de los procedimientos e instrumentos operativos que guiarán la ejecución del proyecto, la identificación de dos terrenos en los que se ejecutará la primera fase del proyecto, y la selección de las primeras 4 cooperativas que darán inicio a la primera fase de ejecución.

Estas 4 cooperativas han estado participando en un intenso proceso de capacitación administrativa y socio-organizativa que les ha fortalecido para desempeñarse en las principales labores autogestionarias a asumir en el marco del proyecto.

Sin embargo, este proyecto también ha enfrentado limitaciones, entre las que figura la falta generalizada de conocimiento sobre el Modelo CVAM entre las instancias estatales que rigen la política pública de vivienda en el país, el cual es imprescindible para desarrollar adecuadamente este proyecto, el hecho de que los terrenos identificados aún no han sido definidos formalmente para ser destinados a las cooperativas en el marco de esta intervención, y de que la elaboración de los documentos operativos del proyecto ha sido dilatada para efectos de garantizar la ejecución del proyecto bajo los pilares y principios del Modelo CVAM.

Asimismo, permanecen varios procesos pendientes para asegurar las condiciones más adecuadas de desarrollo de esta intervención, algunas a resolverse en el transcurso de su ejecución, tales como continuar con los procesos de capacitación técnica y formación cooperativista con las otras cooperativas del CHSS que buscan ser parte de este proyecto y no fueron seleccionadas entre las 4 que ejecutarán la primera fase y concluir el análisis de la documentación operativa necesaria para iniciar la ejecución del proyecto.

Autor: Julio Eduardo Meléndez Núñez – Salvador.